¿Cuánto cuesta reparar un electrodoméstico?

El costo del arreglo siempre vendrá determinado por el alcance de la avería de su electrodoméstico, ya sea lavadora, microondas o refrigerador. Si el electrodoméstico tiene más de diez años, lo más probable es que necesite un dinero extra para arreglarlo. A continuación se le mostrará un panorama sobre los precios de reparación, en función del aparato y otros factores.

Refrigerador

Teniendo en cuenta las partes que se deban cambiar, el costo de reparación de un refrigerador oscila entre $4,000 y $6,800. Es posible que su frigorífico deba arreglarse si vibra o si ya no mantiene los alimentos fríos.

Los problemas más comunes son:

  • Ruidos extraños procedentes de un ventilador sobrecalentado.
  • Sonidos de chasquidos que indican un problema con el relé de arranque.
  • Enfriamiento inadecuado, que puede indicar un mal funcionamiento del compresor.
  • Sonidos de traqueteo.
  • La máquina de hielo hace ruidos o funciona mal.
  • El motor del congelador hace mucho ruido.
  • El ventilador del evaporador del congelador hace ruidos extraños.

Lavadora

La reparación de una lavadora puede costar entre $3,000 y $7,000. Si este electrodoméstico falla, debe ponerse en contacto con un profesional de inmediato, ya que podría causar daños importantes debido al uso del agua.

Los problemas más comunes son:

  • El drenaje.
  • Bamboleo.
  • Fugas.
  • Presencia de agua estancada alrededor del electrodoméstico.
  • Problemas con el agitador.
  • Correas de transmisión dañadas.

Horno o estufa

El costo medio de arreglo es de $4,500; sin embargo, puede costar entre $2,000 y $8,500. El precio varía en función del tipo de aparato y del lugar donde se coloque. Es probable que durante la vida útil de la estufa se produzcan uno o varios de los siguientes problemas:

  • Quemador roto.
  • Un interruptor defectuoso hace que el quemador se sobrecaliente.
  • La luz indicadora está rota.
  • La puerta del horno se ha atascado.
  • La unidad no se enciende, lo que sugiere un problema con el encendedor o la válvula.
  • Los problemas con el controlador principal y el encendedor producen un calentamiento deficiente (en caso de estufas que utilizan gas).
  • Termostato o sensor defectuoso.

Microondas

Dependiendo del modelo y del estado de conservación, su costo medio es de unos $3,000. En la mayoría de los casos, habrá que sustituir una de estas piezas comunes:

  • Bandeja de cristal.
  • Puerta.
  • Motor para el accionamiento.
  • Cable para la alimentación.


Obviamente, el gasto de una reparación puede suponer una carga para su economía. Si intenta arreglarlo usted mismo, descubrirá que la mayoría de las reparaciones requieren un equipo específico, y los componentes de los aparatos suelen ser bastante caros. Cuide siempre sus pertenencias para evitar un costo casi tan elevado como el gasto inicial.


Historia del refrigerador

Un refrigerador es un electrodoméstico que tiene casi todo el mundo. Hoy en día es imposible imaginar la vida sin uno. Se utiliza para conservar la comida, fabricar hielo para las ocasiones sociales y congelar los alimentos para consumirlos en otras épocas del año.

Sin embargo, la mayoría de las personas tienen la impresión de que el refrigerador siempre ha estado ahí. ¿Alguna vez se ha planteado cómo se las arreglaban sin él? En realidad, el refrigerador es bastante antiguo. 


El refrigerador tiene una larga historia desde hace muchos años

La demanda de alimentos fríos y de refrigeración puede remontarse a Marco Polo, que recuerda en su "Libro de las maravillas del mundo" que le proporcionaron leche helada con azúcar en uno de sus viajes por Oriente en el siglo XIII.

El primer refrigerador no se introdujo hasta mediados del siglo XIX. Su diseñador, el estadounidense Jacob Perkins, ideó un tipo de armario que mantenía el frío fuera y, al mismo tiempo, producía hielo artificial.

En términos técnicos, un frigorífico es un equipo que se utiliza para conservar los alimentos a baja temperatura, con el fin de proteger la seguridad de los alimentos que cuentan con una fecha de caducidad. Su función es bastante sencilla: se trata de un termostato que regula el frío interior, el cual controla un compresor que se carga con un gas.

El primer modelo doméstico fue desarrollado a finales del siglo XIX. Posteriormente, Balzer von Platen y Karl Munters inventaron el primer frigorífico totalmente eléctrico a principios del siglo XX. La patente de este invento fue adquirida por Kelvinator, una empresa estadounidense que fabricó y vendió el modelo en grandes cantidades.

Los refrigeradores hicieron su debut en casi todos los hogares en 1935. Se convirtieron en un componente crucial del mobiliario doméstico a medida que se hacían más comunes. Como resultado, su variedad y utilidad crecieron.

Actualidad

Hoy en día, existe una gran variedad de refrigeradores que, aunque funcionan de forma similar, difieren considerablemente en características como la presentación, el estilo, la funcionalidad y las preferencias del usuario.

Ya no existen los refrigeradores que simplemente tienen una puerta o un congelador en la parte superior, por ejemplo. Ahora existen los de varias puertas, los de puerta en puerta, los de puerta inferior y los congeladores tradicionales de dos puertas, entre otros muchos tipos. Cabe destacar que el frigorífico experimentó su cambio más significativo en los años 70.

En la actualidad se habla de refrigeradores inteligentes, que pueden indicar desde cuándo caduca la comida hasta lo que se encuentra almacenado sin tener que abrir alguna puerta.