sábado, 21 de noviembre de 2020

El Chelsea, tras su victoria en campo del Newcastle por 2-0

El Chelsea, tras su victoria en campo del Newcastle por 2-0, en el primer partido de la novena jornada de la Premier, se hizo con el primer puesto provisional en la tabla y mantiene sus aspiraciones de lucha por el título. Frente a un Newcastle (13º) apático, que necesitó una hora para entrar en el partido, los jugadores de Frank Lampard dominaron el encuentro y subieron su autoestima de cara al desplazamiento a Rennes, el martes en la Champions League. El dominio táctico, técnico, físico y psicológico del Chelsea fue total, superior por ejemplo al que había mostrado hace tres semanas en la Champions frente al Rennes (3-0). La convincente actuación del equipo londinense fue realizada sin el brasileño Thiago Silva, que acaba de regresar de las eliminatorias del Mundial en Sudamérica, y cuyo rol en estabilización defensiva fue esencial en el mes de octubre. Frente a unos Magpies demasiado encorsetados en el dispositivo de 5-4-1, colocado por Steve Bruce, diez minutos fueron suficientes al Chelsea para marcar. Un centro de Mason Mount fue desviado a su propia portería por el defensa argentino Federico Fernández, ante la presión de Ben Chilwell. El marcador podría haber sido más amplio si Tammy Abraham, Hakim Ziyech y Timo Werner hubieran estado más acertados. El delantero alemán no marcó, pero estuvo implicado en la mayor parte de las ocasiones de su equipo, con una asistencia a Tammy Abraham, que aseguraba la victoria a su equipo (0-2, minuto 65). Con 18 puntos en nueve jornadas, Chelsea se hizo de forma provisional con el primer puesto del Campeonato.